21.6.17

Laguna

Necesito una laguna San Ignacio con ballenas chapoteando, una playa El tecolote o Santispak. Remojar mis ojos, mi cabeza. Refrescarme el corazón con aire que me recuerde que la vida tiene un orden.

Ahora el orden está marcado muy claro en las cartas, que me hablan, que siempre me sorprenden. Quiero aprender a leer los árboles, los movimientos del aire. Me gusta leer la vida.

13.6.17

literal

ajusto mi cámara, enfoco. muevo el lente, ajusto. es tiempo de cerrar. de poner en su lugar lo que corresponde a cada cosa. ciclos, espacios, tiempos. y también de ampliar: mi espacio, mis ciclos, mi tiempo. voy a alta velocidad y me pregunto si esta materia se volverá energía sola de repente. busco respuestas en todas partes. todo tiene un lenguaje: desde la llegada de los cuervos en mi ventana del trabajo, el tarot, el clima, las llamadas telefónicas, la marea, las olas de ansiedad, todo lo tiene. hoy ya no quiero escarbar significados. quiero mar bajito como el de santispak, albercas para los pies. hoy me quedo con lo literal. agotada.

9.6.17

De repente una vocecita

"Mamá, la luna es un cañón a punto de caer en la tierra"
(5 años)

Verde oscuro

Tal vez un verde oscuro pueda curar algo de este sedimento. Una limonada o crema de coco en el cuerpo. Un verano en una arena en la que haya muchos tramos planos para escribirla o montículos en la sombra para acostarse a ver el cielo. Verde oscuro o un poco de lluvia. Verde y lluvia son una combinación peligrosa ahora. Apenas escribiendo me doy cuenta que para mí se ha vuelto un campo minado. ¿Y si de pronto fuera tan valiente para correr a través de esas palabras? Sospecho que surgirían carreteras y buenas fotos con gotas en las ventanas. Sospecho que algunos olores en ráfagas vendrían y tal vez tocaría la textura de mi mochila de aventurera. Me siento tan lejana a ella, como si la hubiera dejado en alguna central camionera o aeropuerto de otro planeta.
Ahora escribo desde este lugar de muchos colores. Muchos, y también de verde. Sin oscuro y sin lluvia. Sin carretera y sin abejas. He descubierto que me encanta leer sin bufanda puesta y eso es un logro. He escrito kilómetros de palabras que me han llevado a sitios insospechados.
A través de las palabras he recorrido el mundo. Con otro tipo de equipaje, me preparo cada día. A veces me he llegado a acostumbrar a este lugar. Fotos, un poco de lluvia nos vendría muy bien, a tí, pintor y a mí, transeunte, como alguna vez dije.

28.5.17

Todo es puerta, basta la leve presión de un pensamiento
—Octavio Paz

9.5.17

Apunte Mexicali-Tijuana

 Pero recorro esta carretera
                    serpenteante
y no sé si tanta piedra apilada
es La Rumorosa
o es un espejo ascendente
en el que atardece
en el que el azul se vuelve gris
en tramos.

Soy esta ventana
con vista al desierto.

8.5.17

Hoy:

Hoy: trabajar (en sentido amplio) con lo que hay. Lo que no hay se aparece en forma de deseo, de recuerdo, de "hubiera", de "debería". Lo que hay es la vida como es hoy, ahorita, con todo lo que incluye. Hoy: abrazo la vida.

19.4.17

Reconciliar a las personas con las piedras. No es suficiente la metáfora ahora. Saxífraga es mi flor y abre rocas.

5.4.17

Mi poema en GIF

 Mi poema "Tarde", interpretado en GIF por Romina Cazón, en su proyecto "Cadena de caracteres".

https://2.bp.blogspot.com/-rjJrFMNe82Y/WOSK4Dh_J3I/AAAAAAAADXk/avhcQO9HmC83srEA29P3zH5o7SIUZ6FFgCLcB/s640/5----Romina-Caz%25C3%25B3n.gif

22.3.17

La normalidad es un camino pavimentado: es fácil de transitar pero no crecen las flores.
—Vincent Van Gogh

7.3.17

Escribir lo cotidiano. Día 43/100

Día de hallazgos. La palma de mi mano y sus líneas marcadas en un pedazo de cera. Cuando tenía 17 años e indagaba sobre sus significados pensé que era buena idea guardarlo. Ahora esas líneas son un pasadizo.
Junto a ellas, 19 estrellas: lo que quiero hacer/lograr/ser. Algunas se referían a cosas inmediatas de aquel tiempo; otras sucedieron mucho tiempo después; otras no han sucedido.
En la misma caja un juego personal en 33 papelitos escritos por mí. Cada día sacaba uno que me recordaba ese día escribir/decir/hacer/recordar/atender algo. Hoy, 21 años después podría seguir usando casi todos.
Ante esta cápsula del tiempo sólo puedo detenerme. Sólo eso. Y escribir para intentar descifrar a quien fui, a quien soy. Respiro. Ahora, a unos días de iniciar Casa Jardín me doy cuenta que tres de las estrellas están todavía en blanco.

8.1.17

Escribir lo cotidiano. Día 42/100

El fuego que todo lo consume es también el fuego que todo lo ilumina.
Inesperadamente estamos alrededor de una fogata. Nos veo platicando historias, tejiendo hilos en nuestras memorias y sé por un momento muy breve que aquí estoy y que justo aquí está todo lo que necesito. Miro las brasas arder-apagarse, crecer con fuerza, suavizarse, danzar. Parece que quieren decir algo, abrir sus bocas y mostrar sus siluetas. Imagino a hombres y mujeres de muchas épocas observando lo mismo. Suspiro involuntariamente.
La noche es fría. Lejos de este fuego todo está oscuro. Si me alejo, voy despacio tratando de ver más allá. La oscuridad no tiene interruptores. No podría apagar la oscuridad, pienso. Para apagar la oscuridad hay que encender la luz.
Qué significa en mí la luz?
A. pregunta muchas cosas sobre el fuego, quiere conocerlo. Al contestar a los niños respondemos e inventamos; he aprendido que es lo mismo. Emocionado, A. dice que siempre estará el fuego para cuando queramos venir a visitarlo. Sonrío.