27.1.11

.

una junta me salvó de otra. gracias!
traigo resaca emocional post-estrés.
oscilo. (ahorita podría tener un viaje astral fácilmente).
me palpita el cuerpo.

hoy

hoy por un rato mi dia cambio por un suceso no esperado.
hoy tambien por un momento me estrese mucho.
hoy camine en tacones y en zapatos bajitos. ambos cafe.
hoy me senti avergonzada por un rato.
hoy me senti feliz y respire profundo en la maniana.
hoy me preocupe. y luego volvi a respirar.
hoy escribo sin acentos. me gusta respirar. y espero otra vez.
por tercera vez en este 2011.

tengo frio en los pies. y quiero dormir.

25.1.11

cuerpo

el cuerpo es un espejo. no.
es una casa de paredes ventanales.
como dice sergio: de afuera queda muy claro.

aunque sí. la puerta sólo
únicamente abre desde adentro.


p.d. sí sí. este sólo va con acento.

y a propósito de cuerpo: nuestro libro de la boca quedó hermoso :)

por partes

he dormido por partes. necesito dormir bien. comer bien.
estoy abotagada. los bomberazos no son lo mío. eso lo supe desde el frontera.
ahora, mucho menos lo son.
cómo podré pasar a la siguiente etapa (llamada no necesito adrenalina sólo bienestar)?
en este momento lo mío lo mío se llama dormir.
(qué lejana veo ahorita la frescura vacacional de diciembre.
y sólo han pasado unos días. low point)

mi libro, ámbar, mi casa limpia y mi estudio maravilloso sólo esperan
yo también, y eso me preocupa.

21.1.11

algo sobre "textos de las 2pm"

antier, mi amiga miriam garcía (www.amarabierto.blogspot.com), publicó un texto que escribí sobre su libro y leí en su presentación del libro que realizamos en la oficina de asuntos necesarios:

Textos de las 2 p.m., de Miriam García
Por Paty Blake

I. Como en Una caja de frascos inusuales:

Tome el libro y obsérvelo. Tómelo entre sus manos como tomaría un objeto antiguo, hermoso, raro. Sienta la textura rugosa de sus hojas. Los bordes de su portada. Ábralo de par en par, escúchelo crujir y toque sus costuras. Sienta, como dice Miriam, “las vibraciones / latidos / aire”. Tal vez lo abra en la página 24, la del té de manzanilla, o en la página de “Respire. Envasado en México”. Tenga cuidado. Algún frasco podría escaparse, tal vez el que es del color de las hojas de una libreta universitaria, el rojo, o el que está hecho con cabellos olvidados en una almohada.

Recorra su letra. Probablemente, muy probablemente, tendrá algún recuerdo, de esos con serifa. Tal vez de la cinta rojinegra de una pesada Olivetti, Woodstock o Royal. O de un altero de hojas semicorregidas, dejadas de lado al ver que renglones antes se cometió un error y le falta alguna palabra. Más adelante, podría toparse con letra un poco más redonda, de una máquina eléctrica.

Todo ello, cada detalle fue pensado por la mujer morena por la tobalá cigarro en mano.


II. Como en Textos de las 2 p.m.:

Si la realidad es esto que observo, fotográfico hilado, entonces también tiene algo que ver con los granos de azúcar en la taza de café de mediamañana, con una fotografía encontrada en la revista Cuartoscuro y su eco, con los viajes de los amigos, con la transformación de la calle y las ráfagas del AK 47, que interrumpe las madrugadas, con el hombre que se va de viaje a alguna parte, sin retorno, con la gente que se ríe mucho pero no conversa, con disfrutar en silencio los sonidos del aire acondicionado y del motorcito de las computadoras en la hora de la comida, con salir a comerse un sándwich y tomar un Minute Maid a las 3 de la tarde, cuando todos ya han regresado de su hora de comida, con los 1.64 de la mujer morena y el hombre que la ronda, con la falsa cabeza Olmeca detrás del cristal.

Todo se resume en esto: el centro y su circunferencia.


III. Como en Sangrita:

Un espacio íntimo como una libreta favorita. Como un diálogo interno. Como una palabra dicha en alguna parte. Como que llueve. Un lugar de diálogos escritos. De letra pequeña. Como un blog, como un dragón que es papalote.

Así es este “Textos de las 2 p.m.” que me tocó a mí. El número doce de cien. Hecho, pensado, cosido, cuidado, a mano. Impreso en una Canon. En la de Miriam. Con fotografías de la autora e Itzel Martínez del Cañizo, ilustraciones de Paola Torresponce, y portada de Luis del Toro y Alejandro Zacarías. Todo esto se escapó de amarabierto.blogspot.com, dice Miriam. Yo creo que son como los asientos del té. Lo que perduró después de muchos días de infusiones diarias.

Y sí, este libro es para suministrarse en pequeñas dosis. Y claro, sería conveniente tomar en cuenta la recomendación de la página 29:

“No use su contenido frente a extraños, hombres lobo o marineros varados en ciudades.
No olvide.”

mis haikús en un libro

hoy llegó a mis manos,
gracias a mi amiga olga gutiérrez,
la antología bilingüe "an island of egrets"
en la que se incluyen unos haikús míos.
:)

aquí va uno:

la hoja blanca
desde aquí el horizonte
es una almendra


white page -
the horizon from here
an almond

*debo decir que estoy feliz. cierro la semana tras la ceremonia de entrega de los premios estatales de literatura. representó mucho trabajo. pero me siento contenta.
ahora a descansar el fin de semana, para regresar el lunes con todo para la gira en bc con élmer mendoza y su "la prueba del ácido".
feliz weekend!

5.1.11

nota diaria

más de tres años después, descubro el encanto máximo del periodismo de nota diaria: trabajar en ciclos que inician y terminan el mismo día. lo veo claramente en retrospectiva, como veo mejor las cosas. y creo que eso era lo adictivo. un clímax y un final, de martes a sábado, uno cada día.
nunca antes y nunca después he tecleado más palabras por hora. no por eso era más feliz, pero es un dato que quise decir.

hoy mi logro del día fue hablar con la mamá de c. y hablarle de las obsesiones, de las posibilidades. decírselo de la mejor forma. hoy cerré un ciclo que duró varias semanas. y me siento un poco como después de un largo día de teclear la nota y ponerle send.

3.1.11

oficialmente

gracias, muchas, miles, 2010. fuiste puro amor, aprendizaje.
bienvenida década. bienvenido 2011. así en bold y letras grandes. verdes como el olor de este jardín, bajo esta lluvia, bajo este techo de madera.
justo aquí.

2011

12:24 am. ya es tercer día del año. estoy escuchando cómo se va mi gripe. se va de mi dolor de cabeza. hace días se fue ya de mi garganta y mi nariz, justo para dejarme recibir el año en paz y alrededor de una rica fogata con amigos en la casa de iván. ahora se va y me deja con muchas letras navegándome. con muchas respiraciones. con muchas ganas de. me deja justo en la orilla de mis vacaciones. como despidiéndose de mi, compañera de transición, de un río a otro. entre reuniones con amigos y familia, llegó con su descanso forzado. yo que creí que no escribiría más. ahora me trae a esta orilla. justo al borde del manuscrito de mi libro.

/el mundo habló con: 1) una foto en el periódico/ 2) un comentario de una amiga/ 3)con mi propio aferre.